Estudios Científicos

Somayag - Una Oportunidad Única para Científicos de Realizar Experimentos Interesantes

Durante nuestro primer Somayag en Maheshwar, algunos científicos vinieron e hicieron algunos estudios con resultados muy especiales.

Vea el reporte

Queremos invitar nuevamente a los científicos para estudiar esta técnica ancestral de sanación de nuestro medio ambiente.

Para consultas, favor contactarnos:

ulrich@somayag.org

La TERAPIA HOMA consiste en algunas técnicas antiguas que emplean piramidología, fumigación y el efecto vibracional, al momento de la salida y puesta del sol.

La Tierra en sí tiene una música y parece haber alguna culminación de dicha música en estos horarios especiales. Los primeros rayos de sol ejercen una influencia.

Hasta el momento, no hay una explicación de lo que sucede exactamente durante este proceso. Sin embargo, tenemos muchos casos documentados sobre cómo funciona este método, ambos en agricultura y en medicina.

Por lo tanto, este pudiera ser un tema muy interesante para los científicos de diferentes especialidades.

Reportes y observaciones realizados hasta el momento:

  • Agricultura:
    • La solubilidad de fósforo del agua es mayor cuando la tierra es mezclada con ceniza de estos fuegos (en comparación con el uso de la ceniza de los mismos materiales pero sin el proceso de agnihotra).

      Este efecto ya fue mencionado antiguamente, pero ahora ha sido probado vía métodos modernos.

    • Erradicación de enfermedades y plagas en diferentes continentes – especialmente en casos donde ni los métodos convencionales ni los métodos de agricultura orgánica pudieron resolver los problemas.
    • Neutralización del PH en suelos extremadamente ácidos y extremadamente sódicos.
    • La ceniza tiene propiedades especiales que demostraron ser muy beneficiosas en la agricultura.
  • Medicina:
    • También ha sido empleada exitosamente como una medicina en diferentes aplicaciones, según fueron desarrolladas por una farmaceuta Alemana.
  • Radioactividad:
    • Los científicos de la antigua Unión Soviética examinaron la ceniza y manifestaron que contiene todos los 92 elementos naturales y no muestran aumento en radioactividad – aunque los ingredientes empleados en la preparación del fuego pudieran tenerla.

Mientras conversaba con científicos de Europa Oriental, Vasant V. Paranjpe, autor de “Terapia Homa – Nuestra Última Oportunidad”, citó lo siguiente:

“Las reacciones químicas que ocurren cuando se realiza el fuego piramidal de Agnihotra, mencionado en la Terapia Homa, son menos importantes. Lo importante es la radiación. Conocemos los aspectos químicos del fuego. Al final obtenemos H20, CO2 y CO. Luego hay una visible luz infrarroja. Esta es la clásica visión de hoy sobre el fuego. Si estudian la estructura más sutil del fuego, encontrarán que los electrones saltan de un átomo a otro (como un relámpago) y esto produce algunas emisiones en un nivel muy sutil que difícilmente encaja en la moderna Teoría Cuántica”.

Vasant también les dijo: “Si analizan el Agnihotra con un osciloscopio, notarán que hay un sonido especial que viene del fuego. Es un sonido el que sana. Hay otras cosas allí pero la clave es el sonido. El fuego produce sonido pero también reacciona ante el sonido. El acto de cantar vibraciones especiales mientras se realiza el fuego de Agnihotra en la pirámide de cobre, crea un efecto de resonancia que vigoriza las células de las plantas, que conduce a mejores ciclos reproductivos. La resonancia juega un papel vital en los fenómenos naturales. Aquí, estamos hablando de un espectro molecular sanador, más allá de todo el espectro electromagnético”.

Estos físicos dijeron que esto no puede explicarse según la química. Uno tiene que profundizar en la Teoría Cuántica para comprender.

A continuación una cita de Tompkins/Bird, “Vida Secreta de las Plantas”, en referencia a Mato Modric, un físico de Europa Oriental:

“El explicó que según su concepto, la ceremonia de Agnihotra era energéticamente bastante compleja y comprendía al menos tres aspectos energéticos, o campos fenomenológicos relacionados con el fuego y la ceniza, con la radiación de una naturaleza no definida, y con ESP, o psiquismo. Dijo que se necesitaba realizar mucha investigación para retirar del tema la pura especulación, estando en juego interacciones biofísicas y bioquímicas, y que pudiera requerirse de mucho tiempo y dinero para la investigación. “Creemos que podemos establecer el hecho de una radiación electromagnética durante la ceremonia”, precisó. “Pero estamos en un campo más allá de lo que la ciencia convencionales considera racional, en un área de transferencia informacional a través de procesos intermoleculares e interatómicos mediados por fotones ultravioletas. Es lógico concluir que algún tipo de mecanismo energético está siendo activado que pudiera ser traducido al significado físico, enlazado con sistemas de información concreta que aún están por conocerse, pero que están conectados a sistemas de resonancia. Estamos en un área en la que no es fácil probar nada. Será necesario trabajar mucho y ello dependerá de la cooperación de muchas personas”.

Ahora se comprende que la contaminación del planeta es uno de los más grandes retos para la humanidad y que incluso la contaminación pudiera amenazar la futura existencia de la humanidad en este planeta. De modo que el investigar en la dirección de encontrar soluciones para esta contaminación sería no solo científicamente interesante sino que también un buen servicio para la humanidad y toda vida en el planeta.

“Modric explicó que creía que estaba lidiando con algo complejo que pudiera potencialmente afectar todo el medio ambiente, contrarrestando las toxinas de la tecnología moderna desarrollada durante el último siglo por la revolución industrial, y que el proceso pudiera tener implicancias enormes para nuestra propia existencia.

Agregó que cree que las ceremonias de Agnihotra realizadas en varios puntos de la tierra específicamente establecidos, de realizarse exactamente a la salida y puesta del sol, pudiera producir un efecto en una energía asociada con la tierra, como aquel descrito por ambos Steiner y Reich, cuyo aumento tendría un efecto sanador en el medio ambiente, tal vez difícil de comprender o probar desde el punto de vista de la ciencia moderna”.

El proceso básico de la TERAPIA HOMA es un simple fuego en una pirámide de cobre, realizado exactamente a la hora de la salida y de la puesta del sol, que emplea ciertas sustancias medicinales y vibraciones específicas. Todos los resultados documentados hasta el momento provienen del Agnihotra y de una técnica de fuego adicional realizada en el mismo tipo de pirámide con los mismos ingredientes (pero diferente vibración).

La investigación en este campo en el que se intenta encontrar explicaciones para los efectos de sanación de HOMA, disminuyó debido al hecho de que es probable que energías sutiles (es decir energías que no pueden ser fácilmente medidas con los instrumentos comúnmente disponibles) produzcan los resultados (los mismos que pueden ser fácilmente vistos).

Es posible que se produzca un gran avance al realizar algunas pruebas y mediciones durante un evento muy especial de TERAPIA HOMA que se llevará a cabo en febrero del año 2011, a orillas del Río Narmadá en Maheshwar (cerca de Indore, en India). Este evento llamado Somayag comprende diversas horas de fuegos y mantras (vibraciones) especiales todos los días durante un periodo de cinco días. Se dice que el efecto purificador de este Somayag es bastante mayor que incluso 1000 fuegos de Agnihotra. Esto hace del Somayag una situación prometedora para fines de estudio.

Invitamos a todo aquel que esté interesado en venir aquí con sus propios instrumentos a realizar pruebas y mediciones en los diferentes campos, como por ejemplo:

  • Concentración de ozono en el aire
  • Electrostática
  • Nano partículas
  • Radiación
  • CO, CO2
  • Contaminación química del aire
  • Etc., etc.

Podemos ayudar con las formalidades aduaneras a las personas que vengan del extranjero. La regla general es que no se paga impuestos si es que los instrumentos que se traen son retirados del país en un plazo no mayor de tres meses.

Descargar el Reporte Científico en formato PDF